Skip to content

Sin perdón

4 febrero, 2010

La besó por última vez y se fue. Condujo sin rumbo durante un par de horas hasta que sintió hambre, paró en una gasolinera para tomar un café y comprar algo de comer. Llenó el depósito y siguió su rumbo.

Buscaba el lugar perfecto, pero este parecía esconderse. Era muy difícil. Uno tenía demasiadas hierbas, desde otro no se veía el mar, uno estaba demasiado alto, otro muy bajo. Nadie hubiera pensado que sería tan complicado. Pero él siempre había sido un detallista.

Alguien lo llamó al móvil, sin dudarlo, lo tiró a la carretera, no era momento para interrumpir. Y siguió al volante. Millas o kilómetros ya no importaban. Solo encontrar aquel sitio en el que había estado hacía tiempo, una vez, y miles en sueños, pero se le resistía.

Su corazón palpitaba despacio, todavía estaba tranquilo, aunque ya llevaba más de cuatro horas conduciendo. Ese lugar tenía que estar cerca, tenía que aparecer, ya no se podía encontrar muy lejos.

Al fin, en una carretera secundaria lo encontró. Era un área de descanso sobre un desfiladero, y debajo el mar rompiendo de forma insistente contra aquellas paredes. La hierba parecía recién cortada y unas vallas de madera protegían a los observadores contra el vacío. Bajó del coche y se acercó a contemplar la vista.

El viento le azotaba la cara. Entonces miró hacia abajo y descubrió una pequeña flor morada entre la hierba. La observó un momento, creyéndola la creación más bella del universo. Entonces le apeteció tomarse un Sheridan’s, pero temía que al irse, no volviera a encontrar aquel lugar. Sacó un cigarrillo y lo encendió. Tragó el humo, y por un segundo se sintió vivo. No apuró el cigarro, a pesar de que el viente lo consumió más rápido de lo que le hubiera gustado. Quizás aquel lugar no era tan perfecto como recordaba, pero ya daba lo mismo. Empezaba a sentir frío. Se volvió a montar en el coche.

Fue entonces cuando aceleró, se llevó las vallas por delante y calló al acantilado. Sonrió, y más tarde, el vacío.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s