Skip to content

.:: Rabble ::.

19 marzo, 2010

Aún tengo tu olor pegado a mi piel, posiblemente estés ya de viaje, vuelta a casa. Creía necesitar al alguien que me protegiera de mí misma, pero ahora pienso que me equivocaba. Espero que sepas que no tiene nada que ver contigo, esto es entre mis dos partes, y aunque sé que te extrañaré tengo que hacer algo con mi vida. Ha llegado el momento de convertirse en una niña grande. Y las niñas grandes no lloran.

He elegido un camino por el que debo ir sola, dar todos los pasos hasta que crezca de una vez. Los cuentos de hadas no siempre tienen un final feliz, pero no creo que el nuestro lo fuera… nos sumiremos en la oscuridad si me quedo.

Ni siquiera en el colegio era una aventurera, pero llegaste para convertirme en tu mejor amiga y ser el chico que me felicitaba en San Valentín. Fuimos amantes, amigos y compartimos nuestros mundos secretos, pero se hizo tarde, fuera ya es de noche y debo volver a casa.

Es el momento de crecer de golpe, queda todo el infierno por delante. Pero por una vez no vas a tener que empujarme para que de cada paso, lo haré sola. Y al final, ¿Quién sabe?. Eres una droga más fuerte que la que surca mis venas, pero ya está decidido.

No llores, niña grande, no llores que a nadie le gusta una cara triste.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s