Skip to content

Deepé


Se sentó en un banco, lo miró a los ojos. Esos ojos grandes y fijos, inmóviles.

¿Por qué?- preguntó en voz alta como si él pudiera contestar.

Lloró hasta quedarse tranquila, para conseguir expulsar de su cuerpo un poco de la amargura y desdicha contenidas. Al observar de nuevo el rostro de él, se fijó esta vez en su sonrisa sarcástica, tan familiar. Se levantó y acercó la mano a su rostro, para acariciarlo una vez más. El cristal se lo impidió.

Deseó poder coger y abrazar aquella fotografía situada bajo el nombre de él y la inscripción D.E.P., pero había olvidado las llaves en casa. Colocó un poco las flores de la maceta del nicho y salió del cementerio arrastrando los pies.

.:: Aita ::.


El hombre acarició la delicada barbilla de la chica figurín, mientras su padre miraba la escena aterrorizado sin soltarla del brazo.

-Sería una lástima que a a esta belleza le ocurriera algo malo- dijo con sorna el hombre.

Ella le propinó un fuerte rodillazo en la entrepierna, cuando el hombre se dobló lo cogió por la nuca y repitió la operación dejándolo medio inconsciente en el suelo. Con el tacón de sus zapatos blancos presionó el cuello del magullado y le escupió. Su padre la observaba fascinado.

-¿Nadie te ha contado que las apariencias engañan?

.:: Postureo ::.


– ¿Sabes que ha muerto José Saramago?

– Lo sé.

– He tenido que linkearlo en mi Face – “book” completó él mentalmente – porque como apasionada de las letras que soy, no podía dejar de homenajear…

Temiendo el comienzo de un monólogo lleno de retórica replicó.

– Dime el título de una de sus obras.

Solo obtuvo el silencio como respuesta.

Swallow Lane N.º 7


La gustosa soledad de Zeke

Los padres de Zeke gozaban de una vida ostentosa y despreocupada hasta que él nació por un fallo de la marcha atrás. Tener un hijo no les impidió seguir con su ritmo de vida, lleno de viajes a dispares puntos del globo durante largos periodos de tiempo, por lo que Zeke se crió con su abuela. Cuando esta murió él tenía 10 años, y sus padres contrataron una nany de buena reputación pero que apenas hacía caso al chico. Desde muy pequeño, Zeke se acostumbró a cuidarse por sí mismo y a contemplar sus momentos de soledad como algo imprescindible. Leer más…

Swallow Lane N.º 6


Susan es una fábrica de hacer dinero

Susan nació la primera de tres hermanas en el seno de una familia acomodada y excesivamente conservadora, lo cual no percibió hasta la adolescencia. Cuando llegó entusiasmada a casa tras comprarse su primera minifalda, el padre la abofeteó e hizo caso omiso a los argumentos de Susan, que se reducían a “Todas las llevan”, mientras él arrojaba la prenda al cubo de la basura. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: